Consejos

Consejos de conservación, maduración y consumo Mangos del Cielo

Selección del Mango

  • No le prestes mucha atención al color. No es el mejor indicador de madurez.
  • Aprieta el fruto ligeramente. Un mango maduro se sentirá ligeramente blando al tacto.
  • Un mango más firme sería una buena selección si no piensas comerlo en varios días.
  • Usa tu experiencia con frutas como los aguacates, que también se sienten blandos al tacto cuando están maduros.
  • Los mangos maduros tendrán muchas veces un aroma afrutado en el extremo de sus tallos.

Maduración y Almacenamiento

  • Mantén los mangos que aún no están maduros a temperatura ambiente. Nunca lo refrigeres antes de que esté maduro.
  • Los mangos continuarán madurando a temperatura ambiente, volviéndose más dulces y blandos a medida que pasen los días.
  • Para acelerar la maduración, colócalos en una bolsa de papel a temperatura ambiente.
  • Una vez que estén maduros, deberán colocarse en el frigorífico, donde se desacelerará su proceso de maduración. Los mangos enteros maduros pueden guardarse hasta cinco días en el frigorífico.
  • Para consumirlos puedes pelarlos, cortarlos en dados y colocarlos en recipientes herméticos en el frigorífico por varios días o en el congelador hasta por seis meses.

Manejo y Corte

  • Usa siempre un cuchillo limpio y una tabla de picar para cortar un mango.
  • Si has manipulado o cortado cualquier tipo de carne o marisco, SIEMPRE deberás lavarte las manos, el área de trabajo, los utensilios de cocina y la tabla de picar antes de manejar o cortar los mangos.

Consumo

  • El mango se puede consumir de multitud de formas distintas. Puede ser un componente de una ensalada, acompañar pescados o carnes, en forma de batido o helado; aunque la mejor forma de disfrutar un mango es comiéndolo al natural.

CORTE EN DADOS

CORTE EN TAJADAS